Siete Penélopes y otras obras escondidas

from 23/10/2015 to 11/12/2015

`Siete Penélopes y otras obras escondidas´ es una muestra inédita que el artista coruñés Xurxo Gómez – Chao ha desarrollado durante los años 2014 y 2015.

Un buen número de las obras que podemos contemplar tienen su origen en las metáforas visuales que Gómez-Chao construye combinando objetos de lo más dispares (desde una lata de conservas a un pincel) con elementos naturales. La combinación de elementos, unido con el juego de suspensiones y volúmenes, le permite crear bellísimas esculturas efímeras (en la sala podemos ver la que da origen a la obra “Árbol”) que posteriormente inmortaliza en sus fotografías. Un rasgo común en las obras que se pueden encuadrar en esta serie es su depurada estética, marcada por la combinación de blancos y negros con sutiles toques de color. Gómez-Chao nos muestra bajo su prisma particular una nueva versión del Ukiyo-e. En ocasiones, cargado de ironía (por ejemplo en Kobe Ukiyo-e) y en otras para visitar obras maestras del género tal el caso de The Courtesan - obra de Keisai Eisen que en 1887 versionó Van Gogh.

Un segundo grupo de obras toma como punto de partida el proyecto “En el jardín interior”, realizado en 2013 para el museo de Bellas Artes de la ciudad. Son piezas en las que destaca el efecto que se produce gracias al juego de planos que hay entre la intervención que ha realizado el artista y la obra pictórica que ocupa el fondo. “Harén”, “Islitas” o “La vía Láctea” son excelentes muestras de ello.

Un tercer grupo lo ocupan aquellas piezas en las que la fotografía es la base sobre la que el autor interviene con distintos materiales. Manipulándolas para originar una serie de obras en las que las distintas técnicas se hibridan creando armónicos y sorprendentes resultados, éste es el caso de obras como las “Penélope”, que dan título a la exposición.

Por último, y tras un largo periodo de tiempo, Gómez-Chao nos presenta una serie de esculturas realizadas en terracota policromada que destacan por su delicadeza, sutileza y equilibrio expresivo.

En toda la muestra existe un telón de fondo que es el hilo, en ocasiones utilizado como recurso y en otras muchas como metáfora. Un hilo le valió a Penélope para esperar el regreso de Ulises, al igual que le permitió a Ariadna ayudar a su amado a salir del laberinto. Es a ese hilo, entendido como elemento al que todo ser humano necesita asirse para encontrar su camino, al que Gómez-Chao nos ha querido enfrentar en esta ocasión.